Urología femenina

Anatomia femenina

 

Entre las diferentes enfermedades urológicas que pueden afectar a la mujer, destacan por su frecuencia:

  • Incontinencia urinaria
  • Prolapsos genitales
  • Infecciones de orina
 

INCONTINENCIA URINARIA

Es una patologia muy frecuente (20-40% en mujeres mayores de 40 años) y poco consultada en muchos casos al ser considerada por la paciente como una consecuencia habitual de haber tenido partos.

Entre los diferentes tipo de incontinencia, destaca:

a) Vejiga hiperactiva:

Se producen contracciones involuntarias de la vejiga con el llenado vesical. Clinicamente se manifiesta por aumento de la frecuencia miccional y urgencia (necesidad imperiosa de ir a orinar) con o sin incontinencia.

Vejiga hiperactiva

Esta sintomatología limita notablemente la calidad de vida de la mujer. En la mayoría de los casos, no hay una causa claramente definida que motive esta enfermedad. No obstante, estas pacientes deben ser estudiadas para descartar posibles patologías causales que precisen de un tratamiento específico. En la actualidad se disponen de diversos fármacos con una elevada eficacia para el tratamiento de esta enfermedad. En casos severos con mala respuesta al tratamiento farmacológico, se puede optar por otros tratamientos (toxína botulínica, neuromodulación sacra).

Ampliar información

b) Incontinencia de esfuerzo:

Consiste en la pérdida de orina involuntaria con los aumentos de la presión abdominal (tos, estornudos, esfuerzos fisicos, etc.). La incontinencia urinaria se debe generalmente a una hipermovilidad uretral.

Incontinencia urinaria mujer

En casos leves, las pacientes pueden ser tratadas con ejercicios de suelo pélvico (Kegel, conos vaginales, etc).

Cono vaginal Conos vaginales

 

En casos más severos, el tratamiento a realizar es el quirúrgico. Actualmente existen técnicas minimamente invasivas, teniendo todas en común la colocación de una cinta de polipropileno sin tensión a nivel suburetral por via vaginal. La intervención es rápida, con alta a las 24 horas de la intervención y obtención de excelentes resultados.

Cirugia incontinencia (TVT) Cirugia incontinencia (TOT)2

Ampliar información

 

PROLAPSOS GENITALES

Son percibidos por la mujer como una sensación de “bulto” en sus genitales externos. Esta sensación de ocupación puede ocasionar molestias locales, dificultad para micción y dificultad para el correcto vaciado vesical con posibles infecciones urinarias recurrentes. Según la localización del prolapso, puede tratarse de un prolapso de vejiga (cistocele), de utero o cúpula vaginal (prolapso uterino o de cúpula vaginal en pacientes previamente histerectomizadas) o de recto (rectocele).

Cuando el prolapso es de un grado leve o moderado, puede ser tratado mediante diferentes medidas conservadoras (ejercicios de Kegel, conos vaginales, etc.). No obstante, cuando el prolapso es de grado severo, debe ser intervenido quirúrgicamente. En este caso, existen diferentes métodos quirúrgicos. Actualmente se tiende a la utilización de mallas de polipropileno mediante un abordaje vaginal con la intención de reparar las estructuras localmente afectadas, obteniendo mejores resultados a largo plazo que con los métodos quirúrgicos clásicos.

Uphold Lite   Elevate

 

INFECCIONES URINARIAS

La cistitis aguda tiene una elevada incidencia en la mujer. En el caso de infecciones recurrentes, se debe realizar un estudio para descartar posibles patologías causales que tengan un tratamiento específico. Actualmente se disponen de pautas de tratamiento eficaces (modificación de hábitos higiénico-dietéticos, profilaxis con antisépticos urinarios a bajas dosis, arándanos, vacunas, etc.).

Ampliar información

 

OTRAS PATOLOGIAS

Existen otros procesos específicos de la mujer, aunque menos frecuentes, como las carúnculas uretrales, divertículos uretrales, quistes parauretrales, etc.